jueves, 2 de octubre de 2014

Corrupción y poca cosa más

Siento mi ausencia. 

He estado algún tiempo de retiro espiritual. Es totalmente necesario ultimamente en este país donde nos roban todo el tiempo. Si los políticos corruptos fueran comida, no pasaba nadie hambre. Aunque si no fueran corruptos seguro que podíamos comer muchos con el dinero que han escondido:

Bárcenas, Blesa, Roca, Julián Muñoz, María Antònia Munar, Urdangarín, Del Nido, Díaz Ferrán, la familia Puyol, el padre de Messi, los señores de las tarjetas B en Caja Madrid, (ahora Bankia), la rescatada por todos nosotros...

Vayanse mucho a la mierda. 

Tengo 28 años y estoy decepcionada con que hayan madurado así, para robar a los que no tienen gran cosa. Esos trajes, esos Audis, Mercedes y BMVs, y esas comilonas que les hace crecer la panza, no son cosas que se pagan con su esfuerzo. Han dejado de hacer el esfuerzo hace tiempo.

Hace una semana me senté en la Administración de Hacienda para darme de Alta en Actividades Económicas, para ser una empresaria improvisada, para empezar a pagarme yo la Seguridad Social y así engrosar esos "buenos datos de afiliación. Una afiliación falsa y egoísta me van a perdonar. 

Allí una chica esperaba como yo. Me decía que Hacienda le investigaba por algunas cuentas que no le cuadraban, ella decía que fue un fallo de suma, porque "con los excel me hago lío, y ahora estoy en el punto de mira los próximos 5 años". 

Hacienda, como su nombre indica, Haciendo el ridículo persiguiendo a la gente equivocada. Diciendo que la infanta Cristina no sabía lo que firmaba, pero los abuelitos de las preferentes si.

Vayánse a la mierda una vez más.

Nuestra generación ya se la han cargado, porque el trabajo se ha hecho precario, salir de casa es cada vez más difícil y la dignidad y la madurez al final son cosas que te cuentan pero poca experiencia puedes tener con ellas. 

Estoy indignada. Porque en mi casa siempre se me ha inculcado que las cosas hay que ganárselas. Que lo bueno llega con el esfuerzo. 

Lo que algunos deben entender en su casa, es que lo bueno llega con el esfuerzo de otros.

Pues vayanse, por tercera (que es la vencida) vez, a la mierda.

4 comentarios:

;) dijo...

:)

Anónimo dijo...

Me encanta aquello de la cultura del esfuerzo dicho por uno de esos que se hicieron ricos con la especulación... a la mierda no, a la horca.

Davo dijo...

Bravo (suenan aplausos enfervorecidos)

Theano L. dijo...

hi dear! very interesting blog! im following you via gfc and lookbook! hope you can visit mine and follow me too! kisses!:)

www.fashionizein.com