lunes, 15 de octubre de 2007

Mi lugar de trabajo


En contra de todo pronóstico, mi curro es tranquilo, apacible y se puede decir que a veces es hasta un placer trabajar. Es así principalmente gracias a los compañeros, agradables, el jefe, simpatico y a que no hay estres acústico de ningún tipo, que es el que a mí más me molesta.


Parecía toda una pesadilla trabajar de 1 de la mañana a 7, pero en plena Gran Vía todo se vuelve más bohemio y la atmósfera es apacible, siempre y cuando no caiga un chaparrón, sin azúcar ni turrón, y me cale hasta las rodillas como ya pasó una vez, y tenga que sufrir conviviendo con ese potentísimo aire acondicionado que posee Telefónica en su departamento de comunicación.


No sé cuanto durará el sueño, ni si se convertirá en pesadilla. Es cierto que he cambiado de vida: ahora duermo por las tardes y llego a clase más que despierta, exponiendome a pequeñas deducciones (erróneas) que insinúan (de broma por supuesto) que me meto algo para estar fresca. Ya veremos qué tal, para mí es un reto, cada vez más emocionante.

viernes, 28 de septiembre de 2007

Harlem Gospel

El gospel es emocionante, intenso y penetrante. El espíritu religioso en norteamérica no tiene nada que ver con el de otro lugar. Este tipo de misas son una verdadera celebración, en toda regla.

Os pongo un pequeño fragmento de lo que pude grabar hasta que me llamaron la atención en una iglesia de Harlem. Fui de empalmada, era el ultimo domingo y mi último día en NY, tenía muchísimo sueño, pero no podía irme sin escucharlo. En una misa castellana me habría dormido, con esto y muchas canciones desgarradoras más, aguante dos misas enteras!

video

Viva la música que sale del corazón. Así da gusto.